17 de abril Día Internacional del Preso y Presa Política. En Ucrania hay unas 1500 personas presas por motivos políticos

Es un tema complicado de abordar el de los presos políticos en las cárceles ucranianas ya que no existe mucha información al respecto en castellano mas que puntualmente cuando alguna agencia de noticias como Sputnik o RT muestra interés por el tema y publica algo. Aun así intentaremos acercarnos lo más posible a la realidad de las cárceles en Ucrania.

Actualmente en Ucrania se calcula que hay unos 1.500 presos y presas políticas pero no hay un censo real ni existen datos exactos del total de gente encarcelada por motivos políticos. Esto se debe a varios motivos. El principal es que las autoridades ucranianas no siempre informan de a quien tienen preso y en general existe un cierto secretismo por parte del Estado con este tema. Se han dado casos en los que los allegados de un preso desconocían que su familiar o amigo se encontraba preso, únicamente sabían que había “desaparecido” pero nada mas. Otras veces también puede darse el caso de que no se tenga constancia de la existencia de un preso político por encontrase incomunicado tras ser detenido o simplemente porque las personas solidarias que se preocupan de los presos no han tenido constancia de su encarcelamiento.

Otro de los motivos por el cual no se sabe del número real de prisionerxs politicxs en las cárceles ucranianas es porque existen cárceles secretas las cuales están dirigidas y gestionadas por el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU), los servicios secretos ucranianos. En estas cárceles el encarcelado es como si no existiera ya que no consta en ningún lado y en ellas habría un número indeterminado de personas presas. Casi todas, por no decir todas,  se encuentran en el Donbass ocupado por las Fuerzas Armadas de Ucrania (FAU). Ya para 2016 se habían constatado que existían cárceles secretas al menos en Kramatorsk, Mariupol y Artyomovsk y se sospecha que hay en mas sitios lo que evidencia la existencia de toda una red de prisiones secretas ucranianas. En estas prisiones secretas se encuentran encarceladas personas acusadas de participar en la organización y celebración de los referéndums de autodeterminación que desembocaron en la creación de las repúblicas del Donbass, gente a la que relacionan con esas repúblicas y sobre todo personas a las que directamente el SBU vincula a las milicias que hicieron y hacen frente al ejercito ucraniano.

Imagenes hechas publicas recientemente sobre las carceles secretas del SBU

En el caso de lxs milicianxs novorussxs que tras ser apresados son enviados a cárceles de Ucrania, en mas de una ocasión se ha dado el caso de que pase un tiempo hasta que se sabe cuál ha sido su paradero.

LA SOLIDARIDAD CON LOS PRESOS POLITICOS

Si en la actualidad se calcula que hay 1.500 presos políticos en Ucrania, ha llegado a haber muchísimos mas, en julio de 2016 un informe de la Unión de Emigrantes Políticos y Presos Políticos de Ucrania (SPPU) cifraba en 4.000 el número de presos políticos. Hoy el número ha bajado considerablemente básicamente porque en el verano de 2016 la represión todavía aun estaba latente y los servicios de seguridad de Ucrania todavía mantenían la tensión represiva con motivo de la guerra del Donbass que todavía daría coletazos virulentos.

La SPPU es la principal y prácticamente única organización de solidaridad con los presos políticos en Ucrania. Al frente de esta organización se encuentra Larisa Shesler, natural de una ciudad del sudeste de Ucrania. En mayo del 2014 el SBU puso en su punto de mira a esta mujer tras haber participado en las protestas pacificas contra el Maidan. Tras ser acusada de “separatismo”

Larisa Shesler

huyo a Moscú al igual que muchas otras personas.

Establecida ya en Moscú a finales de 2014 Shesler y sus camaradas exiliados políticos como ella de Kherson, Odessa, Mykolaiv, Sumy, Lviv, Ternopil y otras ciudades crearon y organizaron la Unión de Emigrantes Políticos y Presos Políticos de Ucrania (SPPU). Una de las principales actividades de la SPPU es la defensa de los derechos humanos de los presos políticos en Ucrania porque consideran que la existencia de los presos no se informa en los medios occidentales y ni siquiera se informa bien en Rusia. La SSPU mantiene una base de datos de presos políticos y ayuda a los presos a defender sus intereses en parte conectándolos con personas que pueden proporcionar ayuda legal o financiera para pagar abogados y otros costos relacionados con la corte.

La SSPU ha presentado evidencias sobre las prisiones secretas en varios organismos internacionales. En 2016 Shesler y sus colegas contactaron con la Cruz Roja Internacional y les dieron coordenadas de los sitios que según ellos son prisiones secretas. Estas coordenadas no se eligieron aleatoriamente sino que fueron fruto de conversaciones con personas que habían pasado por las cárceles secretas y que gracias a su testimonio se pudo extraer esa información. En febrero de 2016 cuando los miembros de la Cruz Roja trataron de visitar un lugar concreto el SBU no les dejo pasar lo que para LA SSPU resulto la prueba inequívoca de que allí en ese lugar había una prisión secreta. El SBU mantuvo la misma actitud con una delegación investigadora del Subcomité de Prevención de la Tortura de las Naciones Unidas a los que no les permitió el paso a varias partes del país lo que motivo que la delegación suspendiera una visita.

Simbolo de la Unión de Emigrantes Políticos y Presos Políticos de Ucrania (SPPU)

Sobre el SBU la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) saco un informe donde se afirmaba que el SBU “utiliza drásticamente la tortura, malos tratos y la intimidación contra los críticos al gobierno de Kiev”

Uno de los brazos ejecutores de la represión en Ucrania ha sido como bien lo describe en su informe el ACNUDH, el SBU. Este organismo represivo está detrás de muchísimas de las encarcelaciones de presos políticos en Ucrania y ha sido responsable de múltiples acusaciones falsas hechas contra lxs detenidos especialmente en los años posteriores al Maidan y al golpe de Estado contra Yanukovich. Las cárceles ucranianas se llenaron de gente que lo único que había hecho era hablar ruso, mostrar su opinión política públicamente, comprar un determinado periódico, ser amigo de alguien incluso el SBU detuvo y encarcelo a gente a la que se le había dado el alto aleatoriamente en un control de carretera.

¿QUIENES SON LOS PRESOS POLITICOS EN UCRANIA?

Los comunistas de la localidad ucraniana de Dneprodzerzhinsk Sergey Tkachenko y Denis Timofeev presos desde 2014 por su labor sindical

Aunque como hemos señalado anteriormente los últimos años muchos presos políticos han abandonado las cárceles hasta llegar a pasar el numero de encarcelados de 4.000 a 1.500, las acusaciones infundadas y los juicios farsa están al orden del día también hoy. En las cárceles ucranianas puedes encontrarte encarcelados a periodistas, manifestantes y activistas antiMaidan, antifascistas, sindicalistas, comunistas, gente con pasaporte ruso, políticos del partido de Yanukovich, organizadores de los referéndums de autodeterminación en el Donbass y así un largo etc. a los que se les acusa de trabajar para Rusia, fomentar el separatismo o acusaciones mas peregrinas si cabe aun.

DENUNCIAS

En las cárceles ucranianas los últimos 5 años han sido numerosas las denuncias de malos tratos por parte de los carceleros hacia los presxs politicxs. Esto ha sido especialmente sangrante para con los ex-milicianos del Donbass que por lo que sea han terminado con sus huesos en una cárcel ucraniana ya que los carceleros se suelen cebar con ellos y se han dado varios casos de asesinatos de algunos de estos ex-milicianos. También se han dado casos de descarada desasistencia médica. En general en las cárceles de Ucrania las condiciones de vida son duras. Si socialmente el país da la impresión de que se desmorona lo lógico es que las condiciones de vida en las cárceles sean bastante malas.

Lo que sí es cierto es que desde 2017 el número de presos políticos en Ucrania se ha mantenido mas o menos en los mismos números, o sea rondando los 1.500 encarcelados según datos del SSPU. De los cuales por cierto unos 400 serian de nacionalidad rusa según los cálculos realizados por el propio Kremlin que en mas de una ocasión ha manifestado su queja publica por el encarcelamiento de sus compatriotas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *